biblioteca

Entre las numerosas aulas, dependencias y espacios de nuestra Institución Educativa Alvernia existe un rinconcito cálido, algo camuflado en un laberinto y que llama la atención a “chicas y grandes”. Ese espacio, tu espacio, se conoce como la biblioteca escolar. Pero una biblioteca es algo más que paredes, estantes llenos de libros y carteles que invitan al silencio.

¿Sabías que la biblioteca de tu institución lleva un nombre?

biblioteca

Darle un nombre la dignifica, le da un sentido de pertenencia y la lleva a ser parte integral de proyectos institucionales. Marco Fidel Suárez es el nombre que años atrás eligió la Comunidad Terciaria Capuchina para la biblioteca de la institución. Este honorable colombiano que desde su niñez llena de pobreza y escasez supo cultivar su amor por el estudio, la lectura y escritura para llegar a ser Presidente de la República entre 1918 y 1921.

Nacido en Hatoviejo (hoy Bello), un 23 de Abril de 1855, dejó su huella como uno de los grandes escritores colombianos.

Una biblioteca escolar debe cumplir con ciertas funciones, propósitos para que los servicios hacia la comunidad educativa sean favorables. Desde la perspectiva de la Unesco con su manifiesto por la biblioteca escolar cabe destacar:

Misión: La biblioteca escolar proporciona información e ideas que son fundamentales para funcionar con éxito en nuestra sociedad de hoy en día, que se basa cada vez más en la información y el conocimiento. La biblioteca escolar ayuda a los alumnos a desarrollar destrezas de aprendizaje de carácter vitalicio, así como su imaginación, y les ayuda de esta forma a vivir como ciudadanos responsables.

  • La biblioteca debe apoyar los propósitos del curriculum escolar.
  • La biblioteca debe apoyar las necesidades de aprendizaje y desarrollo personal de los alumnos.
  • La biblioteca debe apoyar las necesidades del personal docente.
  • El bibliotecario debe trabajar en equipo con el personal docente y la administración.

Todas las acciones siempre orientadas a satisfacer las necesidades de una comunidad educativa conformada por alumnas, docentes, directivos docentes, personal de apoyo y padres de familia.

El objetivo a corto plazo y gran propósito es lograr conformar un equipo de trabajo, grupo amigo de la biblioteca, que ayude a proyectar, gestionar, proponer nuevas y diversas formas de brindar servicio, adquirir recursos para bien de la biblioteca y la comunidad educativa.

La invitación es a seguir motivando las múltiples formas de lectura y escritura, el aprovechamiento del tiempo libre, a formar pensamiento crítico y adquirir hábitos de investigación y autoconsulta, por ejemplo, en tu biblioteca escolar.

“Si quieres aventura, lánzate a la lectura”

Bienvenid@s...